• Manuel Mejía

AUSTRALIA

Actualizado: 27 de ago de 2020



Vamos al país donde los jóvenes llegan a estudiar y posiblemente para hacer su futuro: Australia, donde confundimos permanentemente la capital con Sídney, aunque legalmente es Canberra. Visitamos a los Koori, la tribu indígena del estado de Victoria. Así se inicia el recorrido por un país civilizado y donde encontramos los indígenas en la calle que están en la calle mostrando sus tradiciones, bailes y comidas. Esto, para que nos sintamos orgullosos de nuestras raíces indígenas.


“Un país civilizado, lleno de tradición, cultura y gastronomía”

RECORRIDO

Desde Colombia la forma más usual de viajar es por Estados Unidos o por Chile, conexiones que pueden ser de unas 13.5 horas de vuelo.

Este país cuenta con cinco estados. Comienzo por el sur, por Victoria, y su capital Melbourne. Conocida por ser anfitriona de grandes eventos deportivos, como F1 y el Australian Open.

La arquitectura de Melbourne es bella, es una ciudad con una excelente conectividad férrea y un buen sistema de transporte público (metro, bus, tren). Allí podemos visitar el edificio Eureka, el más alto de ese país y ubicado en el top 15 del mundo. Lo interesante de visitar este edificio es que en el piso 88 existe un cubo de vidrio y el visitante queda con una sensación de suspensión en el aire.

Desde allí podemos observar el Yarra River, la Flinders Street Station, el centro de la ciudad que se camina cómodamente de día y de noche para poder observar los grafitis, una de las cosas que es famosa esta ciudad.

Luego visitamos los 12 apóstoles, un lugar mágico donde una aprecia la naturaleza con montañas gigantes de piedra caliza que salen del mar. Esto se formó por la erosión. Con el paso de los años han ido desapareciendo.


MUCHO MÁS

Volamos a Brisbane, una ciudad llena de encantos, fácil de caminar y recorrer sus playas y, claro, para visitar bares y tomar unas cervezas. Tomamos el tren que nos lleva a Gold Coast, una ciudad que se me hace similar a Santa Marta, con edificios grandes al lado de la playa, un mar encantador y la juventud de las personas que la habitan la hacen una ciudad de fiesta, de compartir con un extraño una cerveza.

De regreso a Sídney nos transportamos en taxis acuáticos, pues la ciudad está conectada por ríos y así conocemos la arquitectura y unos de los puentes emblemáticos. Así llegamos a ver la emblemática la Casa de la Ópera que cada 31 de diciembre es escenario de los juegos artificiales para celebrar el año nuevo.

No podemos olvidar a Canberra, su capital y nos encontramos con una ciudad tranquila, y con unas edificaciones gubernamentales de apreciar, que se pueden recorrer algunas por dentro.

Luego, vamos al norte, a la Gran Barrera de Coral, un lugar lleno de vida marina, donde los buceadores de todo el mundo llegan a conocer la vida acuática.

También es deber ir a isla Tasmania, donde al desembarcar del avión nos encontramos con un pequeño aeropuerto; y es aquí donde empieza la aventura, pues podemos alquilar un carro. Eso sí, la señal del móvil es, y el GPS puede enviarnos por otras rutas. Eso sí, lo mejor del paseo, porque llegamos a poblaciones tan pequeñas que salían a ayudarnos luego de perdernos.

También se pueden visitar centros de recuperación animal y encontrar las especies de esta isla que están enferma; allí las recuperan.


Moneda: Dólar australiano, que cuesta en promedio $2.240 pesos colombianos ($1 AUD)

Clima: Cálido

Transporte: Avión, transporte público, alquiler de auto.

Comida: En todas partes encontramos gran variedad de comida de sabores y de precios.

Comunicación: Inglés y ojalá de buen nivel. Los australianos hablan como costeños, cortando las palabras y apelando a la comunicación universal: señas.

Vestuario: Cómodo y fresco.








9 vistas0 comentarios

(+57) 3122954251

Manizales, Caldas (Colombia)

Diseñada por Steph Inbound con Wix